Traducción del artículo original de “Moral, compromiso y motivación en el trabajo”

(Este post no es mío, he traducido el original de Jim Whitehurst, CEO de Red Hat publicado en https://www.linkedin.com/pulse/morale-engagement-motivation-work-jim-whitehurst )

La relación entre la cultura organizacional y el compromiso asociado ha estado en mi mente últimamente. He estado reflexionando sobre un estudio de Gallup de 2017 que informó que solo el 15% de los empleados en todo el mundo se sienten comprometidos en el trabajo. Esa es una estadística triste y sorprendente.

Desafortunadamente, cuando los líderes de la organización intentan abordar este problema, creo que muchos tienden a confundir “compromiso” con “moral”. Pero estos dos conceptos no son los mismos.

La “moral” es algo temporal y fugaz, algo relacionado con las condiciones del día a día en una organización. Es una medida de cómo de contentas se sienten las personas en un momento dado. También es bastante fácil para los líderes influir en ella (por ejemplo, al ofrecer un nuevo beneficio en el lugar de trabajo).

El “compromiso” es algo que se mueve más hondo. Es una medida de cómo de comprometidas se sienten las personas en la organización, su papel en ella y los efectos de su trabajo en general. No es necesariamente una medida de cómo “feliz” o “contento” se sienten en un momento dado. A veces, por ejemplo, las personas más comprometidas son las que se sienten frustradas con mayor frecuencia, porque invierten en mantener altos los estándares para su equipo, departamento o empresa. El compromiso está ligado mucho más directamente a la cultura organizacional y, por lo tanto, es más resistente a los cambios repentinos (agregar una mesa de futbolín a su cafetería no satisfará a las personas que se sienten desconectadas de su trabajo).

Pienso en la diferencia entre la moral y el compromiso, como la diferencia entre el tiempo y el clima. El tiempo es algo mucho más “local”, algo más voluble, propenso al cambio y temporal. Sin embargo, el clima de su región es algo más arraigado, afianzado, abstracto y consistente. El tiempo en su área puede cambiar de un día a otro, pero su clima no cambiará de la noche a la mañana.

Como lo indica el informe Gallup, nuestras estrategias comprobadas para fomentar el compromiso no funcionan en el mundo de hoy. Esto se debe a que a medida que cambia la naturaleza de nuestro trabajo, las razones por las que las personas permanecen involucradas en ése trabajo también están cambiando.

Investigaciones adicionales muestran que las recompensas extrínsecas (como bonificaciones o promociones) son excelentes para motivar a las personas a realizar tareas repetitivas y de rutina. Son excelentes herramientas para ayudar a mantener la moral a la luz de la naturaleza monótona del trabajo en sí.

Sin embargo, hoy en día, más roles requieren un juicio crítico y creatividad más que eficiencia y la capacidad de poner en práctica planes prescritos. Hacer este tipo de trabajo bien requiere una motivación intrínseca; requiere que las personas se sientan íntimamente comprometidas con su trabajo. Y si las personas no se sienten comprometidas en el trabajo, es mucho menos probable que piensen de manera innovadora.

En mayo pasado, escribí sobre esto en Opensource.com. Dije:

El compromiso es un indicador de algo que va mucho más allá: su cultura organizacional. Por lo tanto, para comenzar a abordar los problemas de compromiso, deberá centrarse tanto en los principios que su organización enfatiza como en las prácticas rutinarias que implementa para reforzar esos principios. Comienza con el problema mucho más exigente de las motivaciones intrínsecas de las personas para seguir comprometido con su trabajo.

También ofrecí tres sugerencias para aumentar el compromiso, que he deducido al ver a las personas de Red Hat muy comprometidos hacer un trabajo tan increíble.

Tengo curiosidad por saber si está detectando problemas de participación en su organización. Si es así, ¿cómo se dirige a ellos?

Deseos para el día de “Acción de Gracias ” por Dan Gillmor

(Previa: este post es una traducción del original publicado por Dan Gillmor en su blog. Detalles aquí)

(Nota del autor: esto es una adaptación de un editorial del Día de Acción de Gracias que escribí hace muchos años en Detroit Free Press y que luego actualicé en mi columna de San Jose Mercury News).

Acción de gracias, mi día de fiesta favorito, nos invita a hacer una pausa y recordar nuestras bendiciones. También es un recordatorio anual de que, como me lo recordó un amigo, el mundo necesita más peregrinos y menos pavos [1].

Los peregrinos que admiro corren riesgos. Se embarcan en viajes a lugares nuevos, desconocidos y, a menudo, hostiles, con una visión que trasciende el miedo. Pero eso no es todo. Su poder de permanencia y sus convicciones morales los llevan mucho más allá del hambre obsesionada de sí mismos por la riqueza y el poder, y la voluntad de envenenar nuestro discurso público, que infecta a nuestra nación en los niveles más altos y amenaza con derribar la república.

Debido a que las personas son complicadas, podemos ser pavos en un momento y peregrinos al siguiente. La historia nos dice que los peregrinos coloniales de Estados Unidos no fueron uniformemente admirables (por decirlo suavemente) en sus actos o motivos. Y la naturaleza humana no ha cambiado.

Así que mientras los más afortunados demos gracias por nuestra recompensa esta semana, mientras el excedente culinario del Día de Acción de Gracias da paso al exceso comercial de la temporada de vacaciones, honremos nuestra buena fortuna recordándonos lo mejor de los demás.

Respeto a los maestros y bibliotecarios de mi pequeño pueblo, quienes difundieron el conocimiento a través de la comunidad. Creen en el poder de las palabras, del aprendizaje, del descubrimiento. Son peregrinos.

Me siento humilde ante las personas que trabajan por un salario relativamente bajo, y en ocasiones con un gran riesgo personal, para llevar la verdad a sus comunidades a través de un oficio: el periodismo, que nunca hemos necesitado más. Ellos también son peregrinos.

Admiro a los activistas que ven una mejor América y trabajan todos los días para crearla, que la cruel nación que muchos de nuestros líderes han fomentado a lo largo de los años. Nos están guiando en un peregrinaje nacional hacia la justicia real.

Un amigo que murió hace varias décadas construyó un negocio exitoso y luego entró en el servicio público. Al principio de su carrera política, insistió bastante en que si eras pobre era por tu culpa, punto. Mantenerse en el poder le ayudó a entender lo contrario. Un republicano conservador —antes de que “conservador” hubiera sido retorcido en su estado actual de extremista de derecha— nunca dejó de confiar en que el mercado libre eliminaría la pobreza a largo plazo. Pero se dio cuenta de que el resto de nosotros, como voluntarios, y a través de nuestro gobierno, teníamos que ayudar mientras tanto. Fue un peregrino.

En el Área de la Bahía [2], donde vivo, el comportamiento de algunas personas famosas de la tecnología podría hacerte creer que el mundo tecnológico tiene muchísimos más pavos que peregrinos. Sin lugar a dudas, el campo ha atraído más que su parte de ambos, lo que refleja su estilo intenso y creativo. Silicon Valley hace todo en exceso, ¿por qué no esto? Pero el peor comportamiento de nuestras compañías tecnológicas ahora está entrelazado con nuestra agitación nacional, y sus líderes apenas han comenzado a reconocer su culpabilidad. Algunos de ellos necesitan desesperadamente peregrinaciones propias.

A veces temo que Estados Unidos, inundado de ira, mezquindad, avaricia, presunción y engaño, haya perdido su sentido de exploración, maravilla y justicia. Pero siempre vuelvo a los peregrinos que se niegan a aceptar la forma en que son las cosas, que rechazan la comprensión y la complacencia puras, y que nos llevan a lugares mejores.

Mi mesa rebosará de generosidad este jueves. Estoy agradecido más allá de las palabras por mi vida de relativa comodidad, por mi oportunidad de explorar y aprender constantemente.

Espero sostener esta peregrinación por la vida, por la justicia. Y mientras América celebra el Día de Acción de Gracias, 2018, deseo lo mismo para ti.

[1] La cena del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos es costumbre cenar un gran pavo.

[2] Se refiere al Área de la Bahía de San Francisco, donde se encuentran algunas de las empresas tecnológicas más importantes y la Universidad de Standford y Berkeley, entre otras.

[3] Traducido y reproducido con autorización de Dan Gillmor. Si quieres saber más sobre él, puedes consultar la entrada sobre Dan Gillmor en la Wikipedia o leer en inglés sus propias palabras en el blog de Dan Gillmor. Quiero destacar como supporter de la FSF – Europa que recibió el galardón de la EFF en el año 2.002.

Free DNS alternative with privacy guarantees

Google, Twitter or Facebook products are not social media. Those products are made for a very specific purposes. No conspirancy theories, just business, all are offered for free in exchange of our privacy.

Lately has been broad knew the Facebook case with Cambridge Analytica. Not only Facebook, Google too closes Google+ without previous inform about profile and security leaks as WSJ reports in Google exposed user data….

In front of this, there’re movements promoting a different Internet, more citizen based, allowing sharing content without legal restrictions, decentralized and protecting out privacy. For instance I recommend you to have a look to the Free Software Foundation (or Free Software Foundation in Europe) or the lately Tim Berners Lee initiative called Solid.

The purpose of this post it’s only show how substitute the so called free services offered by private companies for an alternatives ones.

Google offers free DNS promising a fast, secure and reliable service, it’s probably true but I propose you to consider how much privacy are you giving.

It’s more easy than not use an also free, secure, reliable and which is more important, privacy guaranteed one. Here’s the one I’m testing lately: OpenNic with a long list of DNS free servers. It’s recommended to choose one close to you, obviously.

You may find how to configure OpenNic in their WiKi, fairly easy by the way. Try it and spread your experience.

CNTL when curl or wget is not enough

Simple retrieving from the Internet behind a proxy

There’re a couple of ways to go out your company via a proxy. Most common and simple it’s to retrieve a particular web using the command curl (or wget) and include your authentication in it, for instance:

curl --proxy-ntlm --proxy-user "MyDomain\ntlmtest:test" --proxy proxy.estest.intra:3128

(You may get more information at https://github.com/curl/curl/issues/954)

When curl or wget is not enough

Me needs has been wide than retrieve a single URL. If you’re using a Linux workstation behind a firewall you need; browse the Internet, to update your system, connect through ssh to an outside host, just to list the most commond ones.

The best solution I’ve found is to install on my workstation CNTL. It acts as a local proxy, you send to it all your connections to them and it goes via your proxy. But, what is really remarkable is that CNTL does a great job in terms of authentication with NTLM based proxies, in my opinion. Cntl is written in C, so is quite fast and light, your NTLM password are hashed, not in clear.

How to configure cntl?

I recommend you read carefully https://stackoverflow.com/questions/9181637/how-to-fill-in-proxy-information-in-cntlm-config-file/44238035#44238035 since it guides you step by step.

What files are required?

In Linux your configuration is stored at /etc/cntlm.conf

In order to let your apps and enviroment you have a localhost proxy you must fulfill this variables at your home files:

$export ftp_proxy=http://localhost:3128
$export http_proxy=$ftp_proxy
$export https_proxy=$ftp_prox

Command line in browsers for private modes

Not as usual as a double click on a icon, but useful too, you may type a command line for start a browser.

Some brosers have a richfull command line options. If you want to start browsers in a private / incognito mode type:

  • for Firefox: firefox -incognito
  • (for more information check this article from Mozilla about Command Line Options)

  • for Epiphnay: epiphany --incognito-mode
  • (Epiphany has its own man page, so may type man epiphany to stay up to date for the options in your installed version).

  • for Google-chrome: google-chrome --incognito (for more information check this post from SuperUser about Google-chrome awitches)

You may dig into your favourite search engine to no found how many options they offer us.